Sierra del Segura

A caballo entre la Sierra de Alcaraz y Cazorla, entre la llanura manchega y la huerta murciana, la Sierra del Segura nos sorprende con una infinidad de paisajes de todo tipo: desde paisajes rurales fruto de la tradición de sus gentes (y que se refleja en sus casas o en sus calles), hasta paisajes naturales construidos a base de piedra, agua o naturaleza.
 Una sierra en la que el agua, en forma de ríos como el Mundo o el Taibilla, nace y muere en su territorio, y en la que otros ríos como el Segura o el Tus dan sus primeros saltos. Todo ello rodeado de un ecosistema natural que ofrece múltiples posibilidades al viajero que podrá admirar la diversidad de flora y la fauna presente en la comarca, aunque quizás decida darse una vuelta visitando los numerosos tesoros historico-artísticos presentes en la cultura local, que van desde pinturas rupestres en cuevas o abrigos en Ayna oNerpio, a torres árabes a lo largo de toda su geografía como en Bogarra, en Moropeche y Llano la Torre, en Yeste, Torre-Pedro en Molinicos, Pedro-Andrés y Vizcable en Nerpio o conocer iglesias medievales en RióparLeturFérez o Socovos o ermitas en Liétor o Yeste.

Elche de la Sierra, por su privilegiada situación, permite visitar la totalidad de los 12 pueblos de la comarca Sierra del Segura. Podrás visitar rincones naturales de gran belleza. La Sierra del Segura incluye:

 

  • El Parque Natural de los Calares (Ley 3/2005 de 5 de mayo) en la que destacan el nacimiento del Río Mundo y el complejo denominado la “Cueva de los Chorros”, con más de 85 cavidades exploradas.

 

  • La Reserva Natural Sierra de las Cabras (Decreto 32/2005 de 29 de marzo), en el término municipal de Nerpio, en la que destaca el Pico de las Cabras con 2.080 m de altura, segundo pico más alto de Castilla la Mancha.

 

  • Microrreservas naturales de Peñas Coloradas, Cerro de Rala, Cuerda de la Melera y Monte Ardal y Tinjarra.

 

 

 

También la reserva cultural es amplia, pudiendo disfrutar de antiguos monumentos como la fortaleza islámica del siglo XI en Yeste, las Atalayas árabes dispersas a lo largo de la Sierra que podrá visitar siguiendo la “ruta de las Atalayas”, los sinuosos trazados de los callejones munsulmanes de LeturAyna y Lietor; los vestigios romanos de Socovos y Ferez y, por supuesto, las pinturas rupestres de Nerpio, declaradas patrimonio de la HUMANIDAD por la UNESCO. Y no se olvide de nuestra rica y variada gastronomía. En cualquier rincón de la Sierra podrá disfrutar de excelentes platos y riquísimos postes que harán que su visita sea inolvidable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *